Uso de la Placa Vestibular o Pantalla Vestibular

Oscar Quirós Alvarez1
  1. Profesor Asociado de la cátedra de Ortodoncia de la Universidad Central de Venezuela. Profesor de postgrado de Ortodoncia y Odontopediatría de la UCV. Maestro invitado permanente del postgrado de Ortodoncia de la Universidad Autónoma de Ciudad Juarez, Mexico. Email: oquiros@ortodoncia.ws

Uno de los aparatos ortopédicos mas sencillos y antiguos es la placa vestibular de Hotz, la cual se confeccionaba en acrílico y cubría las caras vestibulares de los dientes anteriores, esta era realizada en una mordida constructiva, para que al ser usada por el paciente los dientes sean llevados por la presión de los labios a la posición en la que fue construida, sin embargo las nuevas tecnologías y los nuevos materiales le han dado un nuevo aspecto a este útil aparato, de esta manera diversas casas comerciales lo fabrican en serie y en distintos materiales como plástico rígido moldeado o silicona flexible.

En las figuras 1 y 2 podemos ver el diseño original de la placa confeccionada en acrílico y la huella de los dientes en la superficie interna de la misma, y en las figuras 3 y 4 el aparato fabricado por dos casas comerciales uno en plastico rígido y otro en material flexible.

Figura 1 Placa vestibular de Hotz o pantalla vestíbular en acrílico
Figura 2 Placa vestibular de Hotz o pantalla vestíbular en acrílico
Figura 1 y 2
Placa vestibular de Hotz o pantalla vestíbular en acrílico
Figura 3 Pantallas prefabricadas por dos casas comerciales
Figura 4 Pantallas prefabricadas por dos casas comerciales
Figura 3 y 4
Pantallas prefabricadas por dos casas comerciales

CASO CLINICO

Paciente que acude a consulta por presentar mordida abierta y sobremordida horizontal aumentada, respirador bucal, operado de polipos y adenoides, esqueletálmente y dentáriamente Clase II. la referencia textual de los padres es “deseo que le arreglen los dientes volados”, se realizaron mediciones antes de la indicación de uso del aparato, a los quince días y al mes de uso.

La terapia consistió en indicar el uso del aparato durante lapsos no mayores de 10 minutos con un descanso de 5 minutos durante media hora efectiva, para garantizar el uso del aparato se le indico al niño que debería utilizarlo mientras miraba la televisión, por lo que sus padres deberían permitirle mirar televisión al menos una hora diaria, mandato que de inmediato fue asumido por el niño como una obligación que cumplir con toda responsabilidad.

Al aparato se le atan dos bandas elásticas al asa (Figura 5) que serán sujetas por el paciente y estiradas para activar la musculatura perioral, la mayoría de los pacientes que presentan respiración bucal presentan una hipotonía del labio superior, por lo que los ejercicios realizados con esta técnica son indicados para estimular primordialmente a los orbiculares de los labios y el elevador del labio superior (figuras 6 y 7)

Figura 5 Elásticos atados al asa
Figura 5
Elásticos atados al asa
Figura 6 Ejercicios indicados
Figura 7 Ejercicios indicados
Figura 6 y 7
Ejercicios indicados

Se realizaron los exámenes fotográficos y radiográficos de rutina (Figuras 8, 9, 10 y 11)

Figura 8
Figura 8
Figura 9
Figura 9
Figura 10
Figura 10
Figura 11
Figura 11

Se hicieron mediciones al momento de indicar el uso del aparato, a los quince días y al mes, para observar si existía algún adelanto en el transcurso de la terapia, luego de 2 meses de uso, se indicó la instalación de una placa acrílica superior con un arco vestibular tipo Roberts, para complementar la actividad de la placa vestibular durante el resto del día y la noche. (Figuras 12 a 21)

Figura 12 Fotografía inicial
Figura 12
Fotografía inicial
Figura 13 Medición de la sobremordida horizontal (overjet)
Figura 13
Medición de la sobremordida horizontal (overjet)
Figura 14 Fotografía inicial
Figura 14
Fotografía inicial
Figura 15 Fotografía a los 15 días de iniciada la terapia
Figura 15
Fotografía a los 15 días de iniciada la terapia
Figura 16 Fotografía al mes de iniciada la terapia
Figura 16
Fotografía al mes de iniciada la terapia
Figura 17 Vista lateral del arco de Robertsa
Figura 18 Vista frontal del arco de Robertsa
Figura 19 Vista lateral del arco de Robertsa
Figuras 17, 18 y 19
Vistas laterales y frontal del arco de Robertsa

En el transcurso del tiempo que duro esta fase inicial del tratamiento ortodóncico- ortopédico se pudo observar una retroinclinación apreciable de los incisivos superiores con una disminución apreciable de la sobremordida vertical, la cual pasó de 8 mm. El día de la indicación de uso del aparato a 5 mm. (Figuras 20 y 21) A los quince días de uso del mismo, observándose también una tendencia a adelantar ligeramente la mandíbula, lo cual es favorable para ayudar a corregir la deficiencia mandibular y por ende la relación molar de clase II, igualmente se mejoró el sella do labial, mejorando el tono muscular de los labios.

Figura 20 Mediciones
Figura 21 Mediciones
Figuras 17, 18 y 19
Mediciones

Una vez reducida la sobremordida vertical y habiendo avanzado el proceso de recambio dentario se realizó tratamiento de Ortodoncia correctiva.