Artículo Original

Uso del láser terapéutico para el dolor en el tratamiento ortodóncico

Acosta-Pelayo Alejandra Olivia1, Gutiérrez-Rojo Jaime Fabián2

Resumen

Durante el tratamiento de ortodoncia los pacientes pueden presentar dolor, molestia o incomodidad. Estos inconvenientes del tratamiento ortodóncico pueden ser debido a la colocación o activación de la aparatología para realizar los movimientos dentales. Para disminuir estos efectos se puede recurrir a la farmacología o al uso de láser. El láser que se utiliza en ortodoncia es el terapéutico o de baja frecuencia, entre ellos, el láser de Arseniuro de Galio y Aluminio, el láser de Arseniuro de Galio y el láser de Helio-Neón. Existen diversos estudios realizados sobre el uso del láser en el tratamiento de ortodoncia, en donde hay resultados en los que no se encontraron diferencias estadísticas significativas al usar el láser y al no hacerlo, o al compararlo con un placebo. Así como también existen investigaciones en donde encontraron un efecto analgésico en los pacientes que se trataron o de la hemiarcada en la que se utilizó el láser. En esta revisión bibliográfica se mencionan ambos casos, en los que se encontró que sí funcionaba y en los que no.

Palabras clave: dolor, tratamiento, ortodoncia.


Original Article

Abstract

During orthodontic treatment, patients may experience pain, discomfort or discomfort. These disadvantages of orthodontic treatment may be due to the placement or activation of the appliance to perform dental movements. To reduce these effects, drugs or lasers are used. The laser used in orthodontics is therapeutic or low frequency. Among them, the Gallium and Aluminum Arsenide laser, the Gallium Arsenide laser and the Helium-Neon laser. There are several studies on the use of laser in orthodontic treatment, where there are results in which no significant statistical differences were found when was using the laser and not doing, or when comparing it with a placebo. There is also research where they found an analgesic effect in patients who were treated or in the hemiarchy in which the laser was used. In this bibliographic review both cases are mentioned, in which it was found that it worked and in those that did not.

Key words: pain, treatment, orthodontics.


  1. Estudiante de la Especialidad de Ortodoncia de la Universidad Autónoma de Nayarit. Autor Responsable. Email: ale_oli91@hotmail.com
  2. Docente de la Especialidad de Ortodoncia y de la Unidad Académica de Odontología de la Universidad Autónoma de Nayarit.

Introducción

Los pacientes de ortodoncia pueden experimentar dolor en algún momento del tratamiento, por lo que puede ser ésta, su principal queja, incluso se estima que entre el 8 y el 30 por ciento de los pacientes de ortodoncia se niegan a continuar su tratamiento de ortodoncia debido al dolor asociado. Dado que, el dolor es una experiencia emocional desagradable es importante identificarla, prevenirla y tratarla.1,2,3,4

Después de la aplicación de fuerzas o la colocación de aparatología ortodóncica se produce un periodo de dolor o disconfor, que se relaciona con la actividad inflamatoria causada por la presión del ligamento periodontal con duración de 2 a 4 días, que depende del tipo de fuerza y la reacción al estímulo dolorosa de cada individuo.5,6

Para lograr efectos analgésicos contra el dolor durante el tratamiento de ortodoncia se recurre a la prescripción de paracetamol, ya que este fármaco actúa a nivel del sistema nervioso central, sin interferir en los agentes presentes en la inflamación periodontal y la reabsorción ósea asociada al movimiento dental.5,7

Sin embargo, en un estudio realizado por Holmberg Peters y cols, concluyeron que el efecto analgésico con la utilización del paracetamol en el control del dolor en ortodoncia solo era efectivo las 36 horas posterior a la aplicación de separadores molares. Además, el consumo de fármacos conlleva a efectos sistémicos secundarios.5

Los pacientes están a la vanguardia buscando los últimos avances de la tecnología en sus tratamientos, por lo tanto, la utilización del láser en ortodoncia ofrece protocolos innovadores de una forma segura y sencilla, siempre y cuando se cumplan los protocolos de manejo adecuados.7

El láser de baja frecuencia proporciona efecto analgésico y antiinflamatorio, lo que ayuda en el tratamiento de la reducción del dolor.7,8,9Según investigaciones realizadas por Almallah y cols, Hosseini y cols, Khatami y cols, Farias y cols, el láser tiene un efecto analgésico en el tratamiento del dolor en pacientes en tratamiento de ortodoncia; por el contrario, estudios realizados como los de Hasan Mohammad y cols, Angeliere y cols, López Guzmán y cols, Furquim y cols, platean que el uso del láser no tiene efectos estadísticamente significativos.1,2,10,11,12,13,14,15.

Mientras que las opiniones de los mencionados autores llegan a contradecirse, hay otros como los de Guram y cols, Stein y cols, que no llegan a una conclusión radical, exponiendo que el uso del láser tiene un efecto analgésico en cierto tiempo del tratamiento. Autores como Oltra y cols, Briceño y cols, realizaron grandes aportaciones en el tema de la utilización del láser en la ortodoncia. 16,17,18,19

La definición del dolor según la Asociación Internacional para el Estudio del Dolor (IASP) es: "una experiencia sensorial y emocional desagradable, asociada a una lesión tisular presente, potencial o descrita en términos de la misma".20

El dolor aparece siempre que existe un daño en algún tejido por un estímulo que puede ser térmico, químico o mecánico. Éste último es el estímulo realizado en los tratamientos de ortodoncia, puesto que en las primeras horas después de la aplicación de una fuerza ortodóncica aumentan los niveles de prostaglandinas e interleucina 1B, lo que se relaciona con dolor. 21,22

Para poder cuantificar el dolor se requiere un método fiable que nos permita tener una noción de la sensación que está experimentando el paciente, ya que el dolor es una experiencia subjetiva y dependiente del estado emocional de la persona que lo percibe.23

La medición del dolor se remonta a la segunda guerra mundial, mediante los estudios de Keele, actualmente existe escalas descriptivas, analógicas y métodos compartimentados.23

Para medir la intensidad del dolor se pueden utilizar métodos unidimensionales (Umbral doloroso, umbral discriminativo, tolerancia al dolor y escala discriminativa), si se desea medir la intensidad del dolor y el disconfort que lo acompañan se puede utilizar algún método dual. Los métodos multidimensionales valoran la intensidad, así como aspectos emocionales del dolor.23

El método de Escala Visual Analógica del dolor (EVA o VAS) ideada por Scott y Huskinson en 1976 es uno de los métodos de medición unidimensional más empleados para evaluar el dolor. Consiste en una línea recta horizontal de 10 cm, la cual presenta en el extremo izquierdo la palabra "Sin Dolor" y en el extremo derecho "El Peor Dolor Imaginable"; el paciente debe marcar en la línea la cantidad de dolor que presenta. Posteriormente se mide la distancia en centímetros que dará como resultado una cifra de 0 a 10.24

La escala numérica del dolor es un método unidimensional útil para medir la intensidad del dolor en un tratamiento específico. La escala descriptiva simple también es un método unidimensional de fácil aplicación, sin embargo, no es muy específica ya que cada persona puede tener un significado diferente de cada escala visual analógica.23

Theodore Maiman en 1960 desarrolló el primer dispositivo láser (Light Amplified Stimulated Emission of Radiation), que emitía un haz de color rojo intenso de un cristal de rubí. El láser convierte energía eléctrica en energía lumínica que emite fotones, este efecto fotoquímico desencadena, a nivel celular, reacciones bioquímicas, bioenergéticas y bioeléctricas, lo que produce en el organismo un efecto al reducir el dolor. 8,19,25

La utilización del láser en ortodoncia ha ido aumentando conforme se incrementan las gamas de funciones o herramientas que éste ofrece, siendo cada vez a un precio más accesible. Esta herramienta se puede utilizar en el diagnóstico (detección de caries o modelos de estudio), aplicaciones terapéuticas (cementado o descemantado), o en efectos en la biomodulación (movimiento ortodóntico y reducción del dolor).26

La irradiación infrarroja penetra hasta el hueso alveolar por su bajo coeficiente de absorción de hemoglobina y el agua, porque éste láser es atraído por pigmentos que se encuentran en sangre y tejidos cromóforos como melanina y hemoglobina. 6,8,19

Existen dos grupos de láser que son los quirúrgicos o de alta frecuencia que tienen efectos térmicos con los cuales tienen la capacidad de vaporización, corte y coagulación; y los terapéuticos o de baja frecuencia (Low Level Laser Therapy o LLLT). En este último tipo de láser, la producción de energía es lo suficientemente baja para causar un aumento en la temperatura del tejido tratado por encima de los 36.5°. El LLLT brinda un efecto bioestimulante celular, modulando el comportamiento de éste sin producir incremento en la temperatura tisular, y así disminuir el dolor y la inflación, acelerando los procesos de cicatrización y regeneración tisular.18,27

Entre los tipos de láser de baja frecuencia se encuentran el láser de Arseniuro de Galio y Aluminio (Ga-Al-As), el láser de Arseniuro de Galio (Ga-As) y el láser de Helio-Neón. El láser de Ga-Al-As es un láser continuo con una longitud de onda de 830 nm, que puede trabajar con una potencia máxima de 10 W y es transmisible. 18

En odontología se utilizan ondas no ionizantes que son energía electromagnética con longitudes de onda que van de los 500nm a los 10600. Los láseres de baja frecuencia se pueden dividir en función a su longitud de onda en láser rojos e infrarrojos. El rojo o visible presenta una longitud de onda de 350nm a los 750nm. El láser infrarrojo incluye diodos y su longitud de onda va de los 800 a los 980nm. 19,8

En los protocolos de aplicación de la LLLT utilizados en los estudios que evaluaron el dolor relacionado al tratamiento ortodóntico, se utilizó la siguiente intensidad en el láser: Doshi y cols 800nm, Tortamano 830nm y cols, Artés y cols utilizaron 830 nm. En una revisión bibliográfica realizada por Deana y cols, se llegó a la conclusión que la intensidad de 810 nm era la más efectiva en la disminución del dolor. 16,28,29,30

La actividad antiinflamatoria y analgésica del láser puede estar dada por la disminución de las prostaglandinas E2 e interleucina - 1ß por la estimulación de la proliferación celular de la reacción fotoactiva, así como la activación de citocinas RANKL en el lado de la compresión del ligamento estimulando la diferenciación de osteoclastos a osteoblastos y OPG23-26 en el lado de la tensión. 6,16

Los efectos de la LLLT dependen de la longitud de onda utilizada, intensidad de la dosis, la densidad de energía, la cantidad de aplicaciones y el tiempo de éstas, ya que una dosis baja no provocará ningún efecto celular y dosis elevadas puede ser perjudicial para el efecto que queremos lograr. La correcta utilización permitirá conocer la versatilidad de láser en el proceso desde de atención al paciente.6,31

Las posibles complicaciones con el uso del láser de baja frecuencia son: el aumento del dolor, o incluso somnolencia y vértigo cuando se aplica en la ATM. Sin embargo, en un estudio realizado por Grua y cols, se obtuvieron como conclusiones que el mayor porcentaje de los pacientes del estudio tuvo remisión total del dolor de la ATM con el tratamiento con láser terapia, en relación con los que se trataron con fármacos.18,31

Almallah y cols, concluyeron en un estudio realizado, que la aplicación del láser de baja frecuencia redujo el dolor causado por elastómeros separadores para la colocación de bandas, utilizando la escala analógica visual VAS para intensidad del dolor. 10

Un estudio realizado en Teherán, Irán, Hosseini y cols evaluaron el efecto de la terapia con láser de bajo nivel (LLLT) Ga-Al-As (890nm) en la disminución del dolor durante el movimiento dental ortodóncico en 12 pacientes a los cuales se les realizaron extracciones de primeros premolares superiores y se realizó la retracción canina mediante muelles de NiTi. La medición del dolor se evaluó con VAS. Según los resultados, la irradiación única del láser de Ga-Al-As (12 J de energía por diente) puede disminuir la percepción del dolor. 11

Khatami y cols, realizaron un ensayo clínico en 17 pacientes con extracción de primeros premolares superiores en los cuales era necesaria la retracción de caninos mediante elásticos, se utilizó un láser de baja intensidad (632/8 nm) por bucal. La evaluación del dolor se realizó por VAS. Se concluyó que mediante una dosis única de láser He-Ne (1.8 J en el diente) se puede disminuir la percepción del dolor significativamente (P = 0,006). 12

Farias y cols, realizaron una investigación en la cual evaluaron el efecto del uso de la terapia con láser de bajo nivel AI-Ga-As (LLLT 810 nm, 100 mW, 2J / cm2) para controlar el dolor después de la colocación de elastómeros superadores en los molares con una aplicación durante 15 segundos por punto (papila interdental en el mesial, distal, y cerca del ápice de la raíz) inmediatamente después de la colocación del separador. El dolor se midió mediante una escala analógica visual (VAS) a los 5 minutos (T0), 24 horas (T1) y 120 horas (T2), después de la aplicación de LLLT encontrando una diferencia estadísticamente significativa (P 0.005) en la reducción del malestar. 13

En cuanto a la duración del efecto analgésico Guram y cols, concluyeron en un estudio realizado, que el dolor en mecánica de retracción canina bilateral tras la extracción de primeros premolares superiores e inferiores, con el uso del LLLP Ga-Al-As laser 810 nm durante 10 segundos disminuyó estadísticamente no más allá del segundo día después de la activación. 16

Stein y cols, realizaron una investigación del efecto reductor del dolor con la aplicación del láser LLLP a una distancia considerable en dentición mixta con la colocación de separadores en los molares, dando como resultado una disminución significativa del dolor el primer día, comenzando a disminuir dicho efecto a partir del segundo.17 Fujiyama y cols, utilizaron un láser CO2 en pacientes en los que se utilizaron separadores, encontrando que se disminuía el dolor cuando se aplica el láser.32

Mohammad y col, elaboraron un estudio en Siria en el cual observaron la reducción del dolor con la utilización del láser terapéutico tras la colocación de separadores elastoméricos, concluyeron que la terapia con láser de bajo nivel, aplicando dos valores de energía láser diferentes, no es efectiva en el alivio del dolor inducido por los separadores elastoméricos.2 Tae y cols, encontraron que el uso del láser reduce significativamente el dolor en el tratamiento de ortodoncia.33 Duarte y cols, en 2016 utilizaron un LLLP de AlGaAs encontrando que disminuía la molestia en la hemiarcada que se utilizaba el láser.34

Algunos autores no concuerdan con que el láser proporcione algún grado de analgesia. Angeliere y cols, investigaron la eficiencia del láser Ar-Ga-Al en la reducción del dolor durante retracción inicial canina, utilizando la escala analógica visual (VAS), y encontraron que los resultados de la aplicación del láser (780 nm) no fueron estadísticamente efectivos para reducir la sensibilidad al dolor causada por el movimiento ortodóntico.14

López – Guzmán y cols, realizaron un estudio en el que identificaron la longitud del ligamento periodontal y la percepción del dolor después de activar el movimiento ortodóntico y aplicar el láser. La muestra fue de 11 pacientes en los cuales se registró el dolor mediante la escala Visual Análoga, sin embargo, no se encontraron diferencias estadísticamente significativas en la disminución del dolor. 15 Hong-Meng y cols, en 1995 realizaron un estudio en el cual utilizaron diferentes tiempos de aplicación del láser y también lo hicieron en efecto placebo. No encontraron diferencias estadísticas significativas entre el tratamiento y el efecto placebo.35

Furquim y cols, elaboraron un estudio para evaluar la percepción del dolor asociada con los separadores elastoméricos con la aplicación de LLLT de 808nm. Dividieron grupos con la finalidad de realizar aplicaciones placebo para quitar el factor psicológico a la hora de determinar el efecto del láser , también se realizó una guía para posicionar el láser en las mismas zonas, separadas 4 mm una de la otra con una longitud de onda utilizada fue de 808 nm, con una fluidez de 80 J / cm2, con un total de aproximadamente 6 J de energía por diente (1 x 60 sx 100 mW); se les indicó a los pacientes calificaran su nivel de dolor espontáneo en una escala analógica visual (VAS), realizando la primer medición antes de colocar las ligas separadoras y, 6 horas, 12 horas y 1, 2 y 3 días después de la separación.

Las puntuaciones asignadas por el paciente en las escalas analógicas visuales se midieron con un calibrador (Mitutoyo, Japón) y concluyeron que una aplicación única (6 J) de LLLT (808 nm) no produjo efectos significativos en la percepción del dolor causado por la separación ortodóntica. En general, el dolor provocado por el uso de separadores elastoméricos prebandas ortodónticos fue bajo y transitorio, y la incomodidad fue reportada como relevante solo por una minoría de pacientes (18% en este estudio).1

Referencias Bibliográficas

  1. Furquim RD, Pascotto RC, Neto JR, Cardoso JR, Ramos AL. Low‑level laser therapy effects on pain perception related to the use of orthodontic elastomeric separators. DentPress J Orthod. 2015;20:37‑42.
  2. Hasan MMAA, Sultan K, Hamadah O. Evaluating low-level laser therapy effect on reducing orthodontic pain using two laser energy values: a split-mouth randomized placebo-controlled trial. European Journal of Orthodontics [Internet]. 2018 Feb [cited 2019 Apr 28];40(1):23–8. Available from: https://search.ebscohost.com/login.aspx?direct=true&db=ddh&AN=127611265&site=ehost-live
  3. Amez Atapoma, Jacquelyn; Diaz Pizán, Maria Elena Manejo del dolor en odontopediatría Revista Estomatológica Herediana. 2010; 20(3): 166-172.
  4. Ayala–Sarmiento A, Rojas–García A, Gutiérrez–Rojo J, Mata–Rojas J. Determinación de la necesidad de tratamiento de ortodoncia en población de Tepic Nayarit, México. Acta Odontológica Colombiana. 2014; 4(1): 131-138.
  5. Holmberg Fernando, Muñoz Jaime, Holmberg Felipe, Cordova Pedro, Sandoval Paulo. Uso del Láser Terapéutico en el Control del Dolor en Ortodoncia. Int. J. Odontostomat. [Internet]. 2010 Abr [citado 2019 Abr 22] ; 4( 1 ): 43-46. Disponible en: https://scielo.conicyt.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0718-381X2010000100007&lng=es. http://dx.doi.org/10.4067/S0718-381X2010000100007
  6. Ferreira FNH, Gondim Jo, Moreira Neto JJS, Dos Santos PCF. A terapia laser de baixaintensidade no controle da dor e navelocidade da movimentaçãoortodôntica: revisão sistemática. Revista Clínica de Ortodontia Dental Press [Internet]. 2018 Dec [cited 2019 Apr 29];17(6):103–14. Available from: https://search.ebscohost.com/login.aspx?direct=true&db=ddh&AN=133902685&site=ehost-live
  7. Holmberg Peters Fernando, Fabres Suarez Rodrigo, Zaror Sánchez Carlos, Sandoval Vidal Paulo. Use of Paracetamol in Pain Control in Orthodontics. Int. J. Odontostomat. [Internet]. 2012 Abr [citado 2019 Mayo 03] ; 6( 1 ): 39-44. Disponible en: https://scielo.conicyt.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0718 381X2012000100005&lng=es. http://dx.doi.org/10.4067/S0718-381X2012000100005.
  8. Gupta S, Kumar S. Lasers in Dentistry - An Overview. Trends in Biomaterials & Artificial Organs [Internet]. 2011 Jul [cited 2019 Apr 28];25(3):119–23. Available from: https://search.ebscohost.com/login.aspx?direct=true&db=a9h&AN=67149808&site=ehost-live
  9. Cavagnola Zúñiga S, Chaple Gil AM, Fernández Godoy E. Láser de baja potencia en Ortodoncia. Revista Cubana de Estomatologia [Internet]. 2018 Jul [cited 2019 Apr 28];55(3):1–11. Available from: https://search.ebscohost.com/login.aspx?direct=true&db=lth&AN=135048352&site=ehost-live
  10. Almallah MME, Almahdi WH, Hajeer MY. Evaluation of Low Level Laser Therapy on Pain Perception Following Orthodontic Elastomeric Separation: A Randomized Controlled Trial. Journal of Clinical & Diagnostic Research [Internet]. 2016 Nov [cited 2019 Apr 28];10(11):23. Available from: https://search.ebscohost.com/login.aspx?direct=true&db=a9h&AN=119694764&site=ehost-live
  11. Hosseini MH, Kamali A, MahmoodzadehDarbandi M. Evaluation of effect of low level laser therapy on pain during orthodontic tooth movement in human. Journal of Dental Medicine [Internet]. 2010 Mar [cited 2019 Apr 29];22(1):21–6. Available from:
  12. Khatami M, Sobouti F. Effect of He-Ne Laser on Orthodontic Induced Pain: a Clinical Trial. Journal of Mazandaran University of Medical Sciences (JMUMS) [Internet]. 2014 Dec [cited 2019 Apr 28];24(115):7–12. Available from: https://search.ebscohost.com/login.aspx?direct=true&db=a9h&AN=97436637&site=ehost-live
  13. Farias RD, Closs LQ, Miguens SAQ Jr. Evaluation of the use of low-level laser therapy in pain control in orthodontic patients: A randomized split-mouth clinical trial. The Angle Orthodontist [Internet]. 2016 Mar [cited 2019 Apr 28];86(2):193–8. Available from: https://search.ebscohost.com/login.aspx?direct=true&db=cmedm&AN=26132512&site=ehost-live
  14. Angelieri F, Da Silva Sousa MV, Kanashiro LK, Siqueira DF, Maltagliati LÁ. Effects of low intensity laser on pain sensitivity during orthodontic movement. Dental Press Journal of Orthodontics [Internet]. 2011 Jul [cited 2019 Apr 29];16(4):95–102. Available from: https://search.ebscohost.com/login.aspx?direct=true&db=ddh&AN=73032891&site=ehost-live
  15. López Guzmán M, Belio- Reyes I, RamírezRomán J, Verdugo – Barraza L. Aplicación del láser infrarrojo en la primera etapa de tratamiento ortodóntico. RevTamé. 2017; 5(17): 518-520.
  16. Guram G, Reddy RK, Dharamsi AM, Syed Ismail PM, Mishra S, Prakashkumar MD. Evaluation of Low-Level Laser Therapy on Orthodontic Tooth Movement: A Randomized Control Study. Contemporary Clinical Dentistry [Internet]. 2018 Jan [cited 2019 Apr 29];9(1):105–9. Available from: https://search.ebscohost.com/login.aspx?direct=true&db=cmedm&AN=29599594&site=ehost-live
  17. Stein S, Korbmacher-Steiner H, Popovic N, Braun A. Pain reduced by low-level laser therapy during use of orthodontic separators in early mixed dentition. Journal Of Orofacial Orthopedics = Fortschritte Der Kieferorthopadie: Organ/Official Journal Deutsche Gesellschaft Fur Kieferorthopadie [Internet]. 2015 Sep [cited 2019 Apr 28];76(5):431–9. Available from: https://search.ebscohost.com/login.aspx?direct=true&db=cmedm&AN=26272170&site=ehost-live
  18. Oltra-Arimon David, España-Tost Antonio Jesús, Berini-Aytés Leonardo, Gay-Escoda Cosme. Applications of low level laser therapy in dentistry. RCOE [Internet]. 2004 Oct [citado 2019 Abr 22]; 9(5):517-524. Disponible en: http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1138-123X2004000500003&lng=es.
  19. Briceño JF, Gaviria DA, Carranza YA. Láser en odontología: fundamentos físicos y biológicos. UnivOdontol. 2016; 35(75). http://dx.doi.org/10.11144/Javeriana.uo35-75.loff
  20. Cid J, Acuña J, De andres J, Fipp, Díaz L, Gómez L.How should we evaluate the chronic pain patient? the chronic pain patient evaluation. Rev. Med. Clin. Condes.2014; 25(4) 687-697.
  21. Proffit W, Fields H, Sarver D. Ortodoncia contemporánea. Quinta Edición. Barcelona: Editorial Elsevier: 2014; 283.
  22. Guyton y HALL. Tratado de fisiología médica. decimosegunda edición. España: Editorial ELSEVIER SAUNDERS: 2011; 583.
  23. Serrano- Atero M, Caballero J, Cañas A, García- Saura P, Serrano- Alvares C, Prieto J. Valoración del dolor (I). R e v. Soc. Esp. Dolor 9(2):2002; 94-108.
  24. Scott J, Huskisson E,Graphic representation of pain, Pain, 1976;2(2);175-184. ISSN 0304-3959, https://doi.org/10.1016/0304-3959(76)90113-5.(http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/0304395976901135
  25. Valiente C, GarrigóM. Láser blando en puntos de acupuntura para el tratamiento de enfermedades bucales. Rev Cubana Estomatol [Internet]. 1997 Jun [citado 2019 Mayo 03] ; 34(1): 5-10. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0034-75071997000100001&lng=es.
  26. Tania SDM, Sathiasekar C, Anison JJ, Reddy BVS. The extended tentacles of laser - From diagnosis to treatment in orthodontics: An overview. Journal of Pharmacy & Bioallied Sciences [Internet]. 2015 Aug 2 [cited 2019 Apr 28];7:387–92. Available from: https://search.ebscohost.com/login.aspx?direct=true&db=a9h&AN=110575164&site=ehost-live
  27. Shi Q, Yang S, Jia F, Xu J. Does low level therapy relieve the pain caused by the placement of the orthodontic separators?- a meta-analysis. Head & Face Medicine. 2015; 11:28.
  28. Doshi-Mehta G, Bhad-Patil WA. Efficacy of low-intensity laser therapy in reducing treatment time and orthodontic pain: a clinical investigation. Am J OrthodDentofacialOrthop. 2012;141(3):289-97.
  29. Tortamano A, Lenzi DC, Haddad AC, Bottino MC, Dominguez GC, et al. Low-level laser therapy for pain caused by placement of the first orthodontic archwire: a randomized clinical trial. Am J OrthodDentofacialOrthop. 2009;136(5):662-7.
  30. Artés-Ribas M, Arnabat-Dominguez J, Puigdollers A. Analgesic effect of a low-level laser therapy (830 nm) in early orthodontic treatment. LasersMedSci. 2013;28(1):335-41.
  31. Grau León Ileana, Almagro Soraya, Cabo García Rogelio. Los trastornos temporomandibulares y la radiación láser. Rev Cubana Estomatol [Internet]. 2007 Sep [citado 2019 Mayo 03] ; 44(3). Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0034-75072007000300007&lng=es.
  32. Fujiyama K, Deguchi T, Murakami T, Fuji A, Kushima K, Takano-Yamamoto T. Clinical efecto of CO2 laser in reducing pain in orthodontics. Angle Orthod. 2008; 78 (2): 299-303.
  33. Won K, Mohamed B, Jun-Beom P, Jae P, Seung-Hak B, Yoon-Ah K. Effect of frecuent laser irradiation on orthodontic pain a single blind randomized clinical trial. Angle Orthod. 2013; 83 (4): 611-616.
  34. Duarte R, Quadrado L, Quevedo S. Evaluation of the use of low level laser therapy in pain control in orthodontic patients: a randomized split mouth clinical trial. Angle Orthod. 2016; 86 (2): 193-8.
  35. Hong-Meng L, Lew K, Tay D. A clinical investigation of the efficacy of low level laser therapy in reducing orthodontic postadjustment pain. Am J Orthod Dentofac Orthop. 1995; 108: 614-22.